martes, 28 de agosto de 2012

Lanzarote - El paraiso volcánico


Tengo que reconocer que la idea de ir a Lanzarote no me motivaba demasiado, pero era Febrero, había poco tiempo para organizar y muchas ganas de irnos de vacaciones y la verdad es que no cambio aquel viaje por ningún otro.
El año anterior habíamos estado en Mallorca y a mi no me había quedado una buena imagen de la isla (el año siguiente cambie radicalmente mi idea de Mallorca, pero eso lo contaremos en otro post), no me apetecía ir a un sitio lleno de guiris, megapoblado y sin más encanto que un hotel con otro y apartamentos en plan comuna. Protesté bastante y traté de convencer a Alex para ir Lisboa, pero evidentemente no se dejó convencer ni lo más mínimo y me alegro muchísimo.
Reservamos el viaje en menos de una semana en rumbo.es. Escogimos un hotel en Costa Teguise. Buscando el mismo hotel para daros la información, he visto que se llama Be live LanzaroteResort… cuando nosotros estuvimos no recuerdo cómo se llamaba, pero ese nombre tan cool es nuevo. Además en las fotos que he visto hay habitaciones con una decoración super moderna que tampoco existían hace dos años, he investigado en la web del propio hotel y efectivamente fue reformado a principios de 2012, por lo que si hace dos años quedamos encantadísimos con el lugar hoy volvería sin pensármelo.
Lazarote
Lanzarote es una isla del archipiélago canario, pertenece a la provincia de Las Palmas y su capital es Arrecife. La isla es de formación volcánica y ha sufrido numerosas erupciones a lo largo de su historia lo que la convierte en un lugar con un paisaje de lo más llamativo. Si queréis un paisaje verde, esta es no es vuestra isla, pero si la idea es disfrutar de un colorido en tonos tierra y ocre, de formaciones montañosas imposibles y un paisaje diferente sin duda Lanzarote os enamorará como me enamoró a mi. 


Al llegar al hotel, como supongo que hacen en todos los hoteles, nos ofrecieron excursiones concertadas, es decir, te recogen de la puerta del hotel en autobús, te dan de comer y una ruta turística por el lugar concretado y te dejan en la puerta del hotel a la hora acordada. De las excursiones que nos ofrecieron escogimos dos, a Isla Graciosa y a Fuerteventura. El precio de las excursiones rondaba los 50€ cada una como ya he dicho con comida incluida y desplazamientos tanto en autobús como en barco para desplazarse de una isla a la otra.

Isla Graciosa
De Isla Graciosa hay que destacar su encanto de pueblo sin avances tecnológicos a la vista, apenas 5 calles forman el lugar, esparciéndose a lo largo de la costa y ninguna de ellas está asfaltada lo que le da un aspecto aún más idílico de pueblo de película. Después de visitar el pueblo durante un rato nos llevaron a una playa a la que únicamente se podía acceder desde el mar. Del gran barco desembarcamos en unas barcazas que nos dejaron en la playa y allí pasamos unas cuantas horas. Tengo que reconocer que aquellas vistas son de las más bonitas que he visto en mi vida. Comimos en el barco rodeados de toda aquella belleza y a media tarde volvimos a Lanzarote.
Fuerteventura
 De Fuerteventura tengo que destacar principalmente sus dunas de arena. Al principio da la sensación de que se te van a calcinar los pies al ponerlos sobre la arena, igual que pasa en la playa, pero la sensación es fresquita. Según nos explico el guía se debe a que la arena está compuesta por microscópicos trozos de conchas marinas y estás repelen el calor del sol. Impresionantes.







Lanzarote en coche
Teníamos claro que no queríamos perder tiempo esperando autobuses y preguntando los horarios de estos, así que fuimos enseguida a preguntar por coches de alquiler. Debajo de nuestro hotel había por lo menos tres agencias y nos sorprendió muchísimo la facilidad con la que se pueden alquilar los coches, de hecho tan fácil fue que cogimos dos. Al hacer excursiones teníamos la semana partida y era una tontería alquilar el coche para toda la semana si había días que no lo íbamos a tocar, así que cogimos uno para un día y otro para dos. Como además hacía calorcito y teníamos ganas de probar, alquilamos un todoterreno Jeep y un descapotable, el precio es un poco más alto, pero nada comparado a si te pones a buscar un coche de estas características en la península. De todas formas valía la pena un poquito más para disfrutar de la isla desde el coche, a nosotros nos encanta conducir y sin duda fue todo un acierto, disfrutamos tanto de los coches como de las playas.


Lugares de interés
No puedes ir a Lanzarote y no escaparte hasta el volcán del Timafaya, un espectáculo de colores impresionante. Desde ahí hay acceso al lugar donde te dan una vueltecita en camello, que si bien no es nada del otro mundo por lo menos es muy pintoresco.
También disfrutamos muchísimo de la arquitectura de la casa museo de César Manrique y de otra construcción suya que se llama “el mirador de rio” desde donde se puede ver Isla Graciosa en todo su esplendor. La obra de César Manrique se caracteriza por su como incrusta impresionantes estructuras en paredes de piedra natural, la construcción de la mano del hombre se mezcla con la de la naturaleza.
Visitamos también un mercadillo con mucho encanto y dado que fuimos en febrero pudimos asistir a un concurso de murgas.
Lago verde
El Lago Verde es una laguna de color verde, simbiosis de mar y volcán.
El Lago Verde es un antiguo cráter volcánico en el que se ha colado el agua del mar. El color verde proviene de las algas. El contraste entre el verde de la laguna, el ocre de las rocas volcánicas y el color negro de la playa es simplemente espectacular. Desde la carretera que va a El Golfo se puede admirar el Lago Verde.
Playa Papagayo
Esta playa se encuentra en el parque natural protegido de Los Ajaches, el acceso al parque tiene un costo de 3 euros por automóvil. Hay que atravesar el parque por caminos de tierra ideal para un coche de montaña. La Playa es una cala muy bonita, de arena fina y blanca, está protegida del viento porque atrás de ella se levanta una pequeña loma. Playa de Papagayo se ha transformado en uno más de los atractivos turísticos de Lanzarote, es por lo tanto una playa bastante visitada, sobre todo en verano. Las puesta de sol son espectaculares, por lo que vale la pena esperar hasta última hora de la tarde y disfrutar del paisaje, eso sí, vigilad que la marea sube...
Para los más intrepidos en lanzarote hay numerosos puestos de deportes aquaticos, desde motos de agua hasta la típica banana, el precio de las motos de agua ronda los 60€ la hora.
Y este es el resumen de un viaje impresionante que os recomiendo muchísimo. Un saludo!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada